Buscar

lunes, 21 de diciembre de 2009

El niño del tambor


Esta popular canción de Navidad es de origen checo. Fue traducida libremente al inglés y también al español.
Me gusta la versión en español y, buscando la letra, encontré también la versión en inglés.

Me parece que, de las dos, es la versión en inglés la que pinta la historia con más poesía. La versión en español, llena casi todas las frases con palabras; suena bonito, pero en la versión en inglés hay un tamborileo constante al final de cada frase, y me gusta el efecto que da a la canción. La hace más uniforme y da más significado y emotividad al momento en que se toca el tambor para el Niño. Como si el momento en que el sonido del tambor da sentido a todas las frases que se han venido cantando significara que al dar lo mejor de uno se da sentido a toda la vida hasta entonces.

Aquí he puesto ambas versiones y unas traducciones libres basadas en la versión en inglés. La primera trata de conservar más las frases, pero se hacen casi tan largas que no queda espacio para los tamborileos. La segunda es más fiel al espíritu, me parece.

Felíz Navidad

El niño del tambor
Fuente: Enciclopedia Cecilia: El niño del tambor

El camino que lleva a Belén
baja hasta el valle que la nieve cubrió.
Los pastorcillos quieren ver a su Rey,
le traen regalos en su humilde zurrón
ro pom pom pom, ro pom pom pom

Ha nacido en un portal de Belén
el Niño Dios

Yo quisiera poner a tu pies
algún presente que te agrade Señor,
mas Tú ya sabes que soy pobre también,
y no poseo más que un viejo tambor.
ro pom pom pom, ro pom pom pom

¡En tu honor frente al portal tocaré
con mi tambor!

El camino que me lleva a Belén
yo voy marcando con mi viejo tambor,
nada mejor hay que te pueda ofrecer,
su ronco acento es un canto de amor
ro pom pom pom, ro pom pom pom

Cuando Dios me vió tocando ante Él me sonrió.

Little Drummer Boy
Fuente: Little Drummer Boy Lyrics

Come they told me, pa rum pum pum pum
A new born King to see, pa rum pum pum pum
Our finest gifts we bring, pa rum pum pum pum
To lay before the King, pa rum pum pum pum,
rum pum pum pum, rum pum pum pum,

So to honor Him, pa rum pum pum pum,
When we come.

Little Baby, pa rum pum pum pum
I am a poor boy too, pa rum pum pum pum
I have no gift to bring, pa rum pum pum pum
That's fit to give the King, pa rum pum pum pum,
rum pum pum pum, rum pum pum pum,

Shall I play for you, pa rum pum pum pum,
On my drum?

Mary nodded, pa rum pum pum pum
The ox and lamb kept time, pa rum pum pum pum
I played my drum for Him, pa rum pum pum pum
I played my best for Him, pa rum pum pum pum,
rum pum pum pum, rum pum pum pum,

Then He smiled at me, pa rum pum pum pum
Me and my drum.


El niño del tambor
Traducción libre de Antonio Kobashikawa Carrasco

Ha venido, me dijeron, nació,
un nuevo Rey, al que vamos a ver;
nuestros mejores regalos también
le llevaremos ante sus pies,
ro pom pom pom, ro pom pom pom,

Así es como le vamos a adorar,
al llegar.

Pequeño Niño, ro pom pom pom,
un pobre niño soy yo también;
no tengo regalo que dar;
algo que pueda yo darle a un Rey,
ro pom pom pom, ro pom pom pom,

Pero podría tocar para ti,
con mi tambor?

María aceptó, ro pom pom pom;
el buey y la oveja quietos quedaron,
y yo toqué mi tambor para Él,
y yo toqué lo mejor para Él,
ro pom pom pom, ro pom pom pom,

Entonces Él su sonrisa me dió.
A mí y mi tambor.

El niño del tambor v2
Traducción libre de Antonio Kobashikawa Carrasco

Dicen llegó, pa ro pom pom pom,
un nuevo Rey nació, pa ro pom pom pom,
finos regalos van, pa ro pom pom pom,
todos llevando a Él, pa ro pom pom pom,
ro pom pom pom, ro pom pom pom.

Así es como le van a adorar,
al llegar.

Pequeño Niño, pa ro pom pom pom,
pobre también yo soy, pa ro pom pom pom,
no tengo que llevar, pa ro pom pom pom,
nada que darle a un Rey, pa ro pom pom pom,
ro pom pom pom, ro pom pom pom.

Pero podría tocar para ti,
con mi tambor?

María aceptó, pa ro pom pom pom,
calló oveja y buey, pa ro pom pom pom,
toqué el tambor para Él, pa ro pom pom pom,
mi amor toqué para Él, pa ro pom pom pom,
ro pom pom pom, ro pom pom pom.

Entonces Él su sonrisa me dió.
A mí y mi tambor.

lunes, 30 de noviembre de 2009

¿Qué ves, enfermera, qué ves?


Este poema fue escrito por una mujer que murió en un geriátrico de Escocia. El personal lo encontró entre sus pertenencias y se impresionó tanto que hicieron copias y lo difundieron dentro y fuera del recinto. Luego fue recogido por Ronald Dahlsten. (Tomado de Aun vive una jovencita)

¿Qué ves, enfermera, qué ves?

¿Qué es lo que piensas cuando me miras:
una vieja malhumorada, no muy lista,
de hábitos inciertos y ojos distantes?

¿Que vierte la comida y no responde
cuando le dices en voz alta: "¡Inténtalo!"?

¿Qué parece no darse cuenta de lo que tú haces,
y siempre pierde una media o un zapato?

¿Que, resistiéndose o no, te deja hacer lo que quieres,
ocupar el largo día con comidas y baños?

¿Es eso lo que piensas, es eso lo que ves?
Abre los ojos, enfermera,mírame.

Te diré quién soy mientras me quedo aquí quieta.
Mientras me muevo cuando me lo mandas,
como según tu voluntad...

Soy una niña de diez años, con un padre y una madre,
hermanos y hermanas que se quieren;
una chica de dieciséis con alas en los pies,
soñando que pronto conocerá a su amor;
una novia de veinte, el corazón me da un vuelco
al recordar los votos que prometí cumplir;
a los veinticinco tengo mis propios hijos
que me necesitan para vivir en un hogar seguro y feliz;
una mujer de treinta, mis hijos crecen deprisa,
unidos por vínculos duraderos;
a los cuarenta, mis hijos han crecido y se han ido,
pero mi hombre está conmigo para que no me aflija;
a los cincuenta, otros bebés juegan sobre mis rodillas,
los míos y yo volvemos a ver niños.

Llegan días de dolor; mi marido está muerto,
miro al futuro, me estremezco de miedo.

Todos mis hijos están criando a los suyos,
y pienso en los años y en el amor que he conocido.

Ahora soy una vieja y la naturaleza es cruel;
se complace en hacer que la vejez parezca locura.

El cuerpo se marchita, la gracia y el vigor se van;
hay una piedra allí donde había un corazón.

Pero dentro de este pellejo aún vive una joven,
y, de nuevo, mi corazón amargado se hincha.

Recuerdo los gozos, recuerdo el dolor,
y amo y vivo la vida una vez más,
pienso en los años, pocos y efímeros,
y acepto la cruda realidad de que nada es eterno.

Así pues, abre los ojos, enfermera,
ábrelos y ve no una vieja malhumorada;
fíjate bien y mira quién soy.

jueves, 26 de noviembre de 2009

Cómo quemar una película .rmvb en DVD


Hay una película guardada en un archivo con formato .rmvb (RealMedia video).
La abro con el programa VLC y se ve bien en la computadora. Lo que quisiera es quemarla en un dvd para verla en el televisor.

Aquí encontré una guía para hacerlo con programas gratuitos:
http://www.jakeludington.com/ask_jake/20070524_burn_realmedia_rmvb_movies_to_dvd.html

La idea es:
  • Usar SoThink Movie DVD Maker para convertir el .rmvb a archivos de datos que puedan grabar directamente en un dvd
  • Usar un programa para grabar esos archivos a un dvd
SoThink Movie DVD Maker es un programa gratuito.

En la guía usan Nero Express para quemar el dvd. Yo uso Astroburn .

Como dice la guía, al usar el DVD Maker, en las opciones del programa elegí NTSC. Luego, en lugar de aceptar que grabara directamente en el dvd (lo que al parecer es posible), elegí guardar los archivos de dvd en un directorio.
Fué necesario que instalara RealPlayer para que el DVD Maker pudiera hacer la conversión.
Luego, apareción una extraña advertencia, indicando que no había suficiente espacio en disco, cuando sí lo había (la guía indica que respondamos No repetidas veces hasta poder proseguir).
La conversión de la película tardó un poco más de una hora. Como resultado apareció un directorio que contenía los subdirectorios AUDIO_TS (vacío) y VIDEO_TS (con varios archivos, incluyendo el VIDEO_TS.IFO).

Luego, use Astroburn para quemar los dos directorios AUDIO_TS y VIDEO_TS al dvd.
Como formato de grabación, dejé el prestablecido ISO-Joliet.
Quemar la película demoró alrededor de 15 minutos.

Pruebo mi nuevo dvd con un programa como el Media Player Classic y se ve bien. Luego lo pruebo en mi dvd player para verlo en el televisor.

sábado, 12 de setiembre de 2009

¿Eres tú Sarah Connor?

En la clásica película Terminator, Sarah Connor es perseguida por un asesino imparable.

En el futuro, John Connor, es el lider de los humanos en su resistencia a un mundo dominado por máquinas pensantes. Buscando librarse de él, éstas usan una máquina del tiempo, enviando al pasado al asesino, el exterminador, con la misión de asesinar a la joven que se convertiria en su madre.

Así, el exterminador busca a Sarah Connor. Ubica en una guía telefónica a las personas con ese nombre, y va localizándolas y asesinándolas brutalmente. Llama la atención de la policía, causa innumerables destrozos, pero no importa, es una fuerza imparable con una misión.

En la época que se hizo Terminator, Internet no era lo que es hoy. Tal vez Skynet, la computadora que envió al exterminador a los '80, lo haría un poco diferente si el momento para asesinarla fuera a principios del siglo XXI. El exterminador revisaría en las redes sociales donde la misma Sarah Connor se habría inscrito.

Así, entraría a Hi5, FaceBook, Orkut, etc., y tendría una lista de muchas Sarah Connor, con su email, dirección, teléfono y celular (posiblemente también familiares y amigos, mascotas y color favorito). Además, gracias a alguna directiva de seguridad nacional, no habría información privada y, con el poder de invadir cualquier sistema, podría saber otras cosas de Sarah Connor antes de ir a buscarla.

Pero es fantasía. ¿Qué tendría que estar buscando alguien para necesitar Internet, redes sociales, y directivas de seguridad nacional para localizarlo?