Buscar

martes, 25 de octubre de 2011

Trucos Humanos (extraños pero útiles)

Inyecciones sin dolor
Ejercer presión cerca del punto en que irá la aguja la hace sentir menos. Simplemente haga un círculo con el pulgar y el dedo índice y presione hacia abajo unos segundos antes del hincón. Esta técnica aplasta los nervios cercanos, por lo que el hincón se sienten más como un codazo suave.

Soltar el hipo
Nada puede ser más molesto que un hipo que no para. Afortunadamente, su cuerpo tiene una solución incorporada: Tome una inspiración profunda y manténgala durante 10 segundos. Y entonces, sin exhalar, inhalar más aire y mantenerlo durante 5 segundos. Luego, una vez más, inspire tanto aire como le sea posible, sostenga por 5 segundos, y expire -esperemos que sin más hipo.

La brisa que calma el corazón
Si se siente ansioso y puede sentir que tu corazón se acelera, llame a su pulgar a entrar en acción. Al soplar en su pulgar, puede lograr que su ritmo cardíaco vuelva a la normalidad.

Cura para el cosquilleo en la garganta
Para aliviar esa sensación constante en la parte posterior de la garganta, cosquillee otra cosa... su oreja. Tocar el área alrededor de la oreja crea un reflejo en la garganta que alivia la molestia.

Limpiar una nariz tapada
Su cuerpo tiene un mecanismo natural para destapar la nariz. Basta con pulsar la lengua contra el techo de la boca, a continuación, pulse en el entrecejo con un dedo. Sigua así durante unos 20 segundos y los senos paranasales se empezará a drenar.

Traducido de Strange (But Useful) Human Tricks