Buscar

domingo, 26 de diciembre de 2010

Juego de memoria para Navidad

Esta es la versión navideña del clásico juego de memoria. En cada adorno navideño hay un regalo que se descubre de uno en uno. Cuando se descubre una pareja, aparece una estrella. ¿En cuántos intentos puedes hacerlo?

http://juegos.kobaonline.com/memoria-navidad/

Que lo disfrutes, Felices Fiestas :)

domingo, 19 de diciembre de 2010

Felíz Navidad 2010

Las celebraciones de fin de año se remontan siglos antes de la era cristiana, cuando la gente del norte celebraba el solsticio de invierno.

Cada día, el sol se ocultaba un poco más al sur, casi hasta perderse de vista, mientras el frío aumentaba. Dos días parecía detenerse en el punto más bajo (la palabra solsticio significa cuando el sol se detiene). Al tercer día, el sol remontaba su posición otra vez al norte, como si hubiera vuelto a nacer. Parece que, hace mucho tiempo, lo hacía justamente bajo la constelación de la Virgen, en la dirección que señalaban los tres luceros de la costelación de Orión.

Acontecimientos astronómicos como este eran muy importantes en una sociedad agrícola. Marcaban el inicio o el fín de las estaciones. Y observar el cielo era parte de la vida. Con el tiempo, se marcaron mucho ciertas historias que ayudaban a recordar la posición de las estrellas. Posiblemente, algunas de ellas continuaban muy vigentes en la epoca en que los primeros cristianos daban forma a la vida del Jesús al que seguían y por eso encontramos allí también esa historia. Tres reyes señalando una virgen, el nacimiento del sol, o la resurrección al tercer día. Parece que son términos clave usados no sólo en el cristianismo sino también en otras religiones.

El solsticio de invierno era en muchas culturas una época de alegría y la gente se hacía regalos entre sí. Muchas veces el cristianismo se queja de lo mercantil que parece haberse vuelto la Navidad. Que se recuerda más a Santa Claus que al Niño Jesús. Quizás tengan algo de razón en cuanto a que la gente se siente comprometida a regalar y olvida el por qué de las cosas. Sin embargo, quizás también es bueno saber que la tradición de regalar es muy anterior a la Navidad.

Es curioso como una costumbre ha logrado sobrevivir a través de milenios, aún cuando la mayoría de la gente ya no sigue las estrellas en la noche ni sabe bien por qué lo hace. Irónicamente, ayudada por una religión que, mientras las condenaba, terminó absorbiendo costumbres de pueblos y culturas que alguna vez llamó paganas.

Referencias